domingo, 19 de junio de 2011

un adios...te extrañare.

Prometo que al amanecer no sabrás nada de mi,
pero tan solo déjame quedarme esta noche en tus brazos,
esta última noche juntos déjame acurrucarme entre tu piel,
para escuchar el concierto
que me proporcionan tus latidos,
permíteme mostrarte que las estrellas
pueden destellar mas fuerte que el sol,
que su tamaño no importa,
lo que importa es la fuerza con lo que lo hacen
y comparado con una estrella,
me siento yo por que puedo ser pequeño,
pero te amo con la misma intensidad
con la que el sol amanece
y creeme que me duele perderte,
me duele perder a la persona
que me a enseñado tanto,
ya que tu me enseñaste que el roce del aire
equivale a una caricia tierna o a un susurro al oído,
que la luna no llora más al ver que con su luz,
nuestras noches despiertan más pasión,
que el toque de tus dedos por mis mejillas
significa que me amas
y con ellos resumes palabras por actos
y me enseñaste que un amor de dos
es un amor con futuro
y es por eso que mañana parto de tu vida
para así perderte para siempre
y así recordarte intensamente
al ver los amaneceres que solíamos compartir
la ducha ya no será la misma sin ti
y el desayuno ya no tendrá tu sazón
pero lo que mas extrañaré
será tu silueta en el colchón
y tu escultura sobre mi pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada